En Honduras las comunidades se enfocan en la sostenibilidad

Hogar de pecaríes cariblancos o saínos, tapires de Baird, monos cariblancos y cientos de especies de aves, la Reserva de Biosfera Río Plátano es el corazón de los bosques de la región de la Muskitia, con una cobertura forestal del 80%, que representa más de una cuarta parte de los bosques remanentes en el país.

Honduras tuvo la tasa más alta de deforestación en la Américas durante el período 2005-2010. Los bosques de la Muskitia están sufriendo una rápida conversión forestal, impulsada principalmente por la ganadería y, cada vez más, la palma aceitera.

Con el apoyo de la fundación Avery Dennison, así como del Banco Interamericano de Desarrollo, Rainforest Alliance está colaborando con comunidades de la Muskitia para defender sus bosques naturales y lograr ganar un sustento sostenible de la venta de madera y otros productos forestales.

A lo largo de toda la Muskitia, estamos trabajando con cooperativas indígenas y mestizas para desarrollar empresas forestales controladas localmente. Varias de estas operaciones han obtenido la certificación del Forest Stewardship Council (FSC), que les ayuda a comercializar sus productos al creciente número de compradores que exige bienes producidos responsablemente.

Varias comunidades tienen compradores estables para sus productos madereros – incluyendo empresas estadounidenses con una creciente demanda de caoba certificada para uso en instrumentos musicales, así como compradores domésticos de muebles finos.

En una región donde la tala ilegal está fuera de control, las comunidades locales están demostrando que el aprovechamiento y procesamiento sostenible de la caoba y otros productos forestales, no sólo trae beneficios económicos sino que es una estrategia viable para conservar la biodiversidad y mitigar el cambio climático.

El dinero recibido de la venta de productos madereros y no madereros de la Muskitia permite a las comunidades, las organizaciones locales y las familias invertir en educación y otros proyectos de desarrollo social.

La conservación de los bosques tropicales ayuda a mitigar el cambio climático evitando el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Rainforest Alliance está trabajando con grupos indígenas y empresas forestales comunitarias en Honduras para participar en los mercados de la iniciativa para la Reducción de Emisiones de la Deforestación y la Degradación de Bosques (REDD), un sistema mundial dirigido a compensar a los encargados de bosques por conservar sus recursos naturales.

Nuestro agradecimiento a la Fundación Avery Dennison y al Banco Interamericano de Desarrollo por hacer posible nuestro trabajo con las comunidades en Honduras.

buscar multimedios

Título

Multimedios por tipo:

Multimedios por idioma:

Search form