Premio a los pioneros: caficultores guatemaltecos que hacen la diferencia

12 de abril, 2013

Los esfuerzos por convertir sus fincas en producciones sostenibles de café y además transformarlas en territorios que mitigan el cambio climático han rendido frutos a los miembros de la Asociación de Desarrollo Económico Social y Sostenible Los Chujes (ADESC) en Guatemala.  Ahora su trabajo fue reconocido mediante el Premio Agente de Cambio 2013 que Rainforest Alliance le  otorgó este 12 de abril durante un desayuno de la SCAA (Asociación de Cafés Finos de América) en Boston.

 “Al día de hoy el pensamiento de cada socio de ADESC es diferente; ya no ven el café como un cultivo sino como parte de un sistema donde conviven muchos seres, donde todos merecen vivir en equilibrio, así es que el premio es bien merecido por todo el trabajo que han desarrollado,  los resultados que han obtenido y que sin duda beneficia a todos lo que de una u otra manera tienen relación con la asociación ”, afirmó  Mario López, coordinador de proyectos de Rainforest Alliance,

Este grupo de 72 caficultores de la Aldea Vista Hermosa, Unión Cantinil en Huehuetenango, entendió que aplicar los principios de la agricultura sostenible aporta valor agregado para su producto y, sobretodo,  permite proteger la biodiversidad de su tierra lo que se convierte en una garantía para futuras generaciones.  Así que, se enfocaron en la gestión sostenible de sus cultivos hasta obtener la certificación Rainforest Alliance de sus fincas en el 2008.

En el 2012 dieron un paso más verificando sus fincas con el módulo clima Rainforest Alliance.  Para alcanzar dicha verificación implementaron capacitaciones y talleres sobre cómo adaptarse y mitigar el cambio climático en sus propiedades.  Aplicaron planes de mejora y crearon sistemas para medir cuánto carbono absorbían sus fincas a través de inventarios forestales y de una minuciosa medición de indicadores como la biomasa  de cada finca.

“Este premio nos sirve de mucha motivación para seguir trabajando más fuerte bajo las normas de certificación; mejorando las prácticas realizadas en nuestras actividades cotidianas, evitando la contaminación de desechos orgánicos e inorgánicos y demás acciones que contribuyen al cambio climático”, puntualiza Servando Del Valle, presidente de ADESC

Todo este proceso los ha hecho pioneros. Desde 2005, ADESC es parte del programa AAA Sustainable Quality™ de Nespresso, desarrollado en colaboración con Rainforest Alliance y focalizado en la calidad del café, la sostenibilidad ambiental y el bienestar de los finqueros. El Programa AAA además brinda una ruta hacia la certificación Rainforest Alliance para aquellos productores interesados en optar por ese sello.

“Los productores de ADESC han mostrado un gran compromiso con la calidad y la sostenibilidad del Programa AAA  Sustainable Quality™ de Nespresso durante los últimos siete años. Saludamos su espíritu pionero, su activa disposición en la aplicación de nuevas prácticas agrícolas sostenibles y su dedicación a la calidad del café sostenible”, comento  Jérôme Perez, jefe de Sostenibilidad de Nestlé Nespresso SA.

La producción sostenible del café en estas fincas también se refleja en la calidad de su fruto. ADESC ha ocupado los primeros lugares en la Cata Rainforest Alliance que se realiza en Guatemala durante tres años y han estado entre los 10 primeros lugares en la que Cata que Rainforest Alliance organiza a nivel global y donde los resultados se dan a conocer en el SCAA.

 “Una de nuestras metas es posicionar el producto en el extranjero y precisamente (este premio) es para nosotros una puerta que se abre para que la gente en otros países consumidores de café sepa en qué lugares se produce café de muy buena calidad, y saber que estas personas están haciendo algo por la naturaleza y por el futuro de las generaciones”, explica Del Valle.

La certificación Rainforest Alliance, la verificación de su trabajo en adaptación mitigación al cambio climático, la alta calidad de su producto y su entusiasmo por compartir esta experiencia con otros, hacen que ADESC realmente se convierta en un agente de cambio, incluso más allá de las fronteras guatemaltecas.