Cientos de agricultores cumplen con prácticas amigables con el clima

12 de diciembre, 2013

Guatemala Farm MountainCambio climático, adaptación y mitigación, y agricultura amigable con el clima eran hasta hace pocos años conceptos totalmente nuevos para la mayoría de pequeños agricultores en Latinoamérica, a pesar de que son parte de la realidad que viven día a día. Gracias a la implementación del Módulo Clima de la Red de Agricultura Sostenible (RAS), actualmente más de 500 agricultores de café en Guatemala, Honduras y El Salvador no solo entienden estos términos, sino que toman acciones efectivas para adaptarse a este fenómeno y mitigar sus consecuencias.

El Módulo Clima es una herramienta elaborada por Rainforest Alliance con el apoyo  de la Fundación Interamericana de Investigación Tropical (FIIT), los demás miembros de la RAS, la importadora de café para mercados europeos EFICO y la Asociación Nacional del Café de Guatemala (Anacafé), la cual se lanzó en el 2011. El módulo busca sensibilizar a los productores sobre los impactos generados por el cambio climático y promover la adopción de buenas prácticas agrícolas orientadas a la reducción de los gases efecto invernadero, al incremento del carbono almacenado y el fortalecimiento de la capacidad de adaptación al cambio climático de los agroecosistemas.

Los agricultores implementan los criterios del módulo de forma voluntaria y pueden aplicar para una evaluación que mide su nivel de cumplimiento. Aquellos que logran una calificación satisfactoria según los estándares de la RAS reciben una verificación que acredita su apego a la herramienta y los distingue como productores sostenibles y amigables con el clima.

“Estos productores conocen ahora el porqué del calentamiento global, la importancia de implementar prácticas de adaptación y mitigación, están mejor preparados ante circunstancias climáticas adversas y reconocen que sus acciones son claves para aportar algo a la lucha contra este fenómeno”, dice Mario López, coordinador de proyectos de Rainforest Alliance en Guatemala. 

Durante los últimos dos años, Rainforest Alliance y Efico trabajaron en un proyecto de implementación, brindando asistencia técnica y capacitación a productores de café en Guatemala, El Salvador y Honduras para que adaptaran las prácticas del Módulo Clima. Como resultado de esta iniciativa, 218 cafetaleros obtuvieron la verificación y 538 fueron capacitados de forma directa. Esto se traduce en más de 3.000 hectáreas de cultivo que se manejan bajo principios de adaptación y mitigación del cambio climático.

"Para EFICO, como importadores de café, el Módulo Clima de la RAS representa un compromiso de sostenibilidad de nuestra empresa hacia la industria y la sociedad”, asegura  Renaud Cuchet, director ejecutivo de EFICO Central America S.A. (Guatemala). “Estamos satisfechos de haber contribuido con este importante proyecto que ha apoyado a los productores y procesadores de café en la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero, y que les da la posibilidad de demostrar con datos tangibles, las acciones que están emprendiendo para mitigar y prevenir los efectos del cambio climático”.

Beneficios de la implementación del Módulo Clima

Las fincas verificadas capturan en conjunto más de 218.000 toneladas de dióxido de carbonoCO logro que se debe en parte a mejoras impulsadas por las prácticas que propone el Módulo Clima. Por ejemplo, los agricultores mantienen el bosque existente en sus fincas y siembran más árboles.

También mejoraron la conservación del suelo con métodos que fijan más carbono, como el incremento en la acumulación de materia orgánica y la utilización del lombricompostaje en lugar del método de compostaje tradicional. Paralelamente, al abandonar el proceso de compostaje tradicional se reduce la emisión de gases de efecto invernadero en las fincas. Por ejemplo, se disminuyó la emisión de metano (CH4); las plantas aprovechan mejor el nitrógeno ya que está disponible en forma de nitratos y no de amonio como ocurre con el compost regular; y al  enterrar el fertilizante en lugar de colocarlo encima del suelo, los productores reducen la volatilización del óxido de nitrógeno (N2O).

Adicionalmente, los agricultores que implementan el Módulo Clima son ahora más conscientes del riesgo de sequías e inundaciones, por lo que cuidan mejor sus acuíferos, tienen planes de emergencia en caso de desastres naturales y  utilizan racionalmente todos  los recursos naturales disponibles.

“Esperamos que los mercados puedan reconocer  económicamente estas buenas prácticas que los caficultores realizan para proteger el medio ambiente y para mitigar y adaptarse al cambio climático”, puntualizó Nils Leporowski, presidente de Anacafé.

El representante de Rainforest Alliance coincidió en el deseo de que los grandes tostadores de café en Europa, Estados Unidos y otros países que representan mercados importantes conozcan y reconozcan estos esfuerzos hechos para tener un café amigable con el clima. Además, se espera que los resultados de este primer proyecto de implementación del Módulo Clima sirvan de insumo para que más productores de café y otros cultivos realicen prácticas de adaptación y mitigación al cambio climático y así generar más oferta.