La Red de Agricultura Sostenible realiza la mayor consulta pública sobre sus normas

14 de mayo, 2013

La Red de Agricultura Sostenible (RAS) está llevando a cabo una consulta pública con la participación de cientos de productores agrícolas y ganaderos, científicos, expertos en sostenibilidad, ONG, autoridades locales e internacionales y el público de unos 50 países. La consulta es parte de la revisión completa de sus tres normas para la certificación de sistemas agropecuarios sostenibles: la Norma para Agricultura Sostenible, la Norma para Sistemas Sostenibles de Producción Ganadera y la Norma para Certificación de Grupos.

La RAS es una coalición de grupos conservacionistas que nació en 1998 en América Latina y que actualmente cuenta con miembros en varios países del mundo. Las normas de la RAS abarcan rigurosos criterios de sostenibilidad social, económica y ambiental que promueven la conservación de los ecosistemas, el bienestar de los trabajadores y las comunidades, el trato animal humano y una mayor eficiencia de las fincas. Las fincas que cumplen con estas normas y logran certificarse pueden comercializar sus productos con el sello Rainforest Alliance CertifiedTM.

Existen más de 800.000 fincas y 600 grupos en 43 países de África, Asia y América Latina que cumplen con las normas de la RAS. Estos representa más de 2.600.000 de hectáreas certificadas, en cultivos como café, banano, flores, te y cacao, entre otros.

La última revisión substancial de las norma de la RAS se realizó en el 2008. La convocatoria actual de revisión se hizo para responder a los importantes cambios que enfrenta la RAS, al cual registra su mayor crecimiento en los últimos cinco años debido a la adaptación de sus normas para la agricultura sostenible por parte de grupos de productores pequeños y en nuevas áreas geográficas. Por ejemplo, los pequeños productores representan ahora el 90 por ciento de las fincas certificadas bajo las normas de la RAS y África es el continente con más operaciones y superficie de tierra certificada.

“Las normas de la RAS están siendo sometidas al mayor proceso de consulta pública en la historia de la red”, dijo el director de normas y políticas de la Secretaría de la RAS, Oliver Bach. “Los contenidos de la nueva norma se adaptan mejor a las circunstancias de las fincas y haciendas ganaderas de pequeños productores, e incluyen los conocimientos más recientes y lo aprendido durante los procesos de adaptación local de los criterios por parte de grupos de productores de África, Asia y América Latina”.

Durante la primera fase del proceso de consulta pública, que empezó en abril y terminará el 30 de junio, la RAS presentará y discutirá el primer borrador de la norma actualizada mediante talleres de consulta pública que se están realizando en 20 países donde se producen o consumen los productos certificados Rainforest Alliance. Las actividades tendrán lugar en Alemania, Brasil, Colombia, Costa de Marfil, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Etiopia, Ghana, Guatemala, Holanda, Honduras, India, Indonesia, Inglaterra, Kenia, Malawi, Perú, Tanzania y Suecia.

También hay una consulta pública en línea con plataformas en inglés, español, portugués y francés.

Este primer borrador mantiene los criterios de sostenibilidad que han probado ser efectivos en cientos de miles de fincas en las dos últimas décadas, pero también incluye innovaciones en áreas como productividad y calidad del producto, seguridad alimentaria, salario e ingresos dignos, equidad de género, adaptación al cambio climático, eliminación de especies invasivas, plaguicidas prohibidos y mejores sistemas de calificación.

En la consulta pública también se examinará el desarrollo de criterios adicionales para sistemas de producción anegados de arroz, así como el fortalecimiento de la Norma para Sistemas Sostenibles de Producción Ganadera con el fin de que pueda aplicarse en ecoregiones de sabanas y praderas; actualmente, esta se usa actualmente solo en áreas tropicales y subtropicales de bosques lluviosos y secos de América Latina.

Según Bach, el propósito principal de la revisión es conseguir una norma que logre todavía más impacto en la conservación de la biodiversidad en fincas Rainforest Alliance Certified, aumentar los ingresos de los productores con criterios adicionales que favorezcan la productividad y calidad de sus cultivos y motivar a las fincas a prepararse para enfrentar los patrones cambiantes del clima.

“En este primer borrador se ve reflejado el interés de la Red para beneficiar a largo plazo a los productores que quieren ingresar a su sistema de certificación. Las normas de la RAS innovarán el mundo de la agricultura sostenible por mucho tiempo”, añadió.

Al finalizar esta primera fase de consulta pública, la RAS estudiará los resultados obtenidos y hará pruebas de auditorías. Un segundo borrador será elaborado y analizado en otra consulta pública durante octubre y noviembre 2013. Tras este análisis, se redactará un borrador final que debe ser aprobado por el Comité Internacional de Normas y la Junta Directiva de la RAS, los órganos de toma de decisión de la RAS para el desarrollo de normas. Se espera que la nueva norma sea publicada en el 2014 y que se aplique en las auditorías un año después.