Alianza para Bosques de valor agregado entre cooperativas campesinas y empresa privada

22 de abril, 2008

La organización conservacionista internacional Rainforest Alliance (Alianza para Bosques) propició el establecimiento de un acuerdo entre las cooperativas forestales hondureñas y la empresa Caoba de Honduras, gracias al cual esta compañía comprará a los cooperativistas la madera que no logren comercializar a compradores internacionales.

A través de un convenio previo -- también logrado por Rainforest Alliance -- las cooperativas habían vendido caoba producida de forma sostenible y de alta calidad a la compañía estadounidense Gibson, que fabrica guitarras de alta calidad, logrando más ganancias que antes, talando menos árboles y conservando el bosque alrededor de una de las reservas forestales más grandes de Centroamérica y un sitio considerado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Con esta nueva alianza, las organizaciones podrán vender la caoba que Gibson no compre a la empresa de muebles Caoba de Honduras, que a su vez proporcionará asistencia técnica en su fábrica a las cooperativas para la elaboración de piezas predimensionadas para distintos tipos de muebles finos para la exportación al mercado de los Estados Unidos.

Las cooperativas -- miembros de la Unión de Cooperativas Agroforestales de la Biosfera del Río Plátano (UNICAF-BRP) -- administran 103.000 hectáreas de bosque en la zona de amortiguamiento de la Reserva, sujetas a una certificación en sostenibilidad forestal, bajo los estándares del Consejo de Manejo Forestal del Bosque (FSC, por sus siglas en inglés).

El equipo de Rainforest Alliance en Honduras ha trabajado con las cooperativas desde el año 2005, entrenándolas sobre destrezas en el negocio forestal para añadir valor a las materias primas y efectuar una mejor comercialización.

"El objetivo general es establecer negocios sostenibles y atractivos para ambas partes, negocios más rentables para las cooperativas brindándoles incentivos para conservar sus bosques a través de un uso responsable de los bosques", afirma Medardo Caballero, representante de Rainforest Alliance en Honduras. "Se promoverá la tala legal en oposición de la ilegal, obteniendo más provecho de los árboles cosechados, y el uso de otras especies distintas a la caoba para incrementar el valor de los bosques latifoliados."

Ceremonia

Cuando Rainforest Alliance inició su trabajo con las compañías, explica Caballero, se vendía madera a intermediarios quienes usualmente pagan entre 10 y 15 lempiras por pie tablar. Ahora, Caobas de Honduras comprará la madera por 45 lempiras el pie tablar.

"Estamos satisfechos con Caoba de Honduras porque se está acercando a las cooperativas, a trabajar de cerca, de la mano con nosotros, como no se había visto antes. Antes compraba a los chemiceros, pero ahora ellos han cambiado y tratan de trabajar con madereros legales", expresa Esmeraldo Acosta, presidente de la cooperativa Miraveza (una de las 12 que componen la Unión) y vocero de las cooperativas. "No habíamos visto este tipo de relación antes con una empresa grande en Honduras y ahora hemos obtenido un acuerdo bastante sincero. Estamos felices por ello".

El convenio también tiene un impacto entre los madereros, indica Acosta. "La gente ya está mirando que el producto, aunque sea poco, se vende bien, entonces todos procuramos conservar el bosque. Por ello, con en este convenio, considero que el bosque se cuidará más".

El compromiso adquirido es beneficioso para cualquiera que se involucre, según Ramón Alvarez Lazaroni, gerente general de la Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal, pues provee a las cooperativas un comprador seguro para su producto y a la industria la garantía para los compradores extranjeros de que el producto tiene un origen legal y con técnicas de manejo apropiadas. Ayuda además al gobierno para desalentar la tala y comercio ilegal. Esperamos que más industrias comiencen a hacer este tipo de alianzas y a certificar su madera".

Desde 1989, Rainforest Alliance promueve el manejo sostenible de los bosques. Se ha certificado más de 42 millones de hectáreas en más de 60 países bajo el estándar del FSC, organización internacional que elabora estas normas para la administración de bosques a nivel mundial. En el año 1997 se certificó el primer bosque en Honduras. Ahora Rainforest Alliance garantiza el manejo sostenible de 53 mil hectáreas en dicha nación. A través del programa Entrenamiento, Investigación, Extensión, Educación y Sistemas (TREES, por sus siglas en inglés), Rainforest Alliance capacita y prepara comunidades para la certificación FSC y facilita vínculos con los mercados certificados.

Este esfuerzo de colaboración está financiado por la productora de aluminio con base en Estados Unidos, Alcoa, Instrumentos Musicales Gibson, la Fundación para la Inversión y Desarrollo de Exportaciones (FIDE) y la Fundación Argidius. Rainforest Alliance coordina con la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GTZ) el proyecto "Protección y Manejo de la Reserva de la Biosfera Río Plátano", el cual capacita comunidades en las prácticas de administración y manejo de los bosques de la Reserva.

Search form