Fortalecimiento de capacidades para comunidades indígenas de la RAAN

10 de julio, 2008

Líderes de 16 comunidades indígenas de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) se reunieron en Alamikamba para participar en el primer módulo de fortalecimiento de la organización y gestión de la empresa comunitaria forestal Limi-Nawah.

La organización conservacionista internacional Rainforest Alliance (Alianza para Bosques), como parte de la alianza con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), convocó al taller en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el Instituto Nacional Forestal (INFOR) y la Autoridad Territorial Prinzu Awala, con el propósito de sentar las bases de la actividad forestal comunitaria.

"A partir del intercambio de experiencias, todos logramos comprender cómo realiza su actividad forestal la empresa indígena Limi-Nawah y encontramos la necesidad de fortalecer la gestión empresarial, la definición de roles y las capacidades de dirigir y organizar", señala Ana Sonia Recinos Montes, coordinadora técnica del proyecto.

Woman

Como parte de la actividad, Rainforest Alliance llevó hasta Alamikamba a líderes comunitarios del Petén, Guatemala quienes expusieron las similitudes que existen entre sus bosques -- que forman parte de la Reserva de la Biósfera Maya -- y los de la RAAN. Además, aportaron sus recomendaciones sobre manejo forestal sostenible y experiencia en desarrollo gerencial.

Rufino Johnson, líder indígena de la comunidad de Layasiksa, Nicaragua consideró necesario elegir una directiva que tenga suficiente capacidad para atender los intereses de todos los miembros de la compañía comunitaria Limi-Nawah. "Antes la empresa la conformábamos 90 socios individuales y ahora somos 125. Si todos jalamos para nuestro lado será mucho más difícil salir adelante. Debemos estar claros que la fuerza de nuestra empresa está en la unión", concluye Johnson.

Rainforest Alliance brinda capacitación y asesoría en buenas prácticas de manejo forestal a las 16 comunidades que conforman la empresa indígena Limi-Nawah. El primer paso es garantizar su buen funcionamiento y luego proceder a la certificación de cadena de custodia, un mecanismo internacional que permite dar seguimiento a los productos certificados desde su origen a su destino.