Estudio demuestra que los Sitios de Patrimonio Mundial se benefician de la certificación del Forest Stewardship Council

25 de octubre, 2011

Un nuevo estudio realizado por Rainforest Alliance encontró que los Sitios de Patrimonio Mundial y otras áreas protegidas se benefician cuando los bosques adyacentes obtienen la certificación del Forest Stewardship Council (FSC). De acuerdo con la coautora del estudio Deanna Newsom, “el proceso de certificación FSC requirió que las operaciones forestales ubicadas cerca de Sitios de Patrimonio Mundial realizaran muchas acciones que ayudan a proteger el hábitat de las especies amenazadas y en peligro, y a prevenir la entrada de especies invasoras. Otras acciones –como contratar residentes locales– redujeron además los incentivos para actividades ilícitas que usualmente ocurren dentro de los límites del parque, tales como la tala ilegal y la caza ilícita de vida silvestre”.

Los requisitos del FSC para bosques certificados que benefician los Sitios de Patrimonio Mundial incluyen la identificación y la conservación de bosques y hábitats de alto valor para la conservación de especies amenazadas y en peligro, la prevención de incendios y del movimiento de especies invasoras, salarios decentes para los trabajadores, la disponibilidad de trabajos para las comunidades locales, el acceso al aprovechamiento de productos forestales no madereros y el acceso a los bosques para prácticas culturales y rituales tradicionales.

“La clave para conservar cualquier área –ya sea un bosque aprovechado o un Sitio de Patrimonio Mundial– es asegurar que los miembros de la comunidad tengan un interés directo en protegerla”, señaló Tensie Whelan, presidente de Rainforest Alliance. “Por medio de la certificación FSC, las comunidades locales aprenden sobre la importancia de proteger sus recursos naturales y reciben el incentivo económico para hacerlo”. 

Los requisitos para la certificación FSC son considerados ampliamente como la “norma de oro” para la gestión forestal sostenible y Rainforest Alliance es el certificador líder del FSC alrededor del mundo. El reciente estudio realizado por Deanna Newsomy David Hughell evaluó nueve operaciones forestales con la certificación FSC/Rainforest Alliance ubicadas dentro de un radio de casi 20 km (12 millas) de un Sitio de Patrimonio Mundial. Éstas incluyen: los Parques de las Montañas Rocallosas Canadienses y el Parque Internacional de la Paz Waterton Glacier en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, la Reserva de la Biosfera Río Plátano en Honduras, el Patrimonio de los Bosques Lluviosos Tropicales de Sumatra en Indonesia, la Reserva Sikhote-Amin Central en Siberia y el Parque Nacional Tikal en Guatemala.

Desde la adopción de la Convención sobre Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1972, la designación de ‘Sitio de Patrimonio Mundial’ ha sido otorgada a 911 propiedades de de importancia natural o cultural excepcional. De acuerdo con la lista publicada recientemente por el Fondo de Monumentos del Mundo 2012, 67 Sitios de Patrimonio Mundial en 41 países están amenazados actualmente.

Al enfocarse en las áreas que rodean los Sitios de Patrimonio Mundial y otras áreas protegidas para certificación FSC, los beneficios sociales y ambientales de la silvicultura certificada pueden extenderse más allá de los límites del área certificada y hacia bosques y comunidades cercanas, agregando un grado de protección adicional a algunos de los sitios naturales más preciados del mundo.