Certificación ganadera

Toro Los problemas asociados con la ganadería en ambientes tropicales están bien documentados. En 2006, un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación estimó que el 26 por ciento de la superficie de la Tierra está dedicado a pastoreo, una de las actividades que más impulsan la deforestación, y que el ganado es responsable del 18 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero luego del lanzamiento de la norma para fincas ganaderas con el sello Rainforest Alliance Certified™, ahora existe una historia positiva que contar. Diseñada con una significativa participación de diversos sectores locales interesados del trópico, esta norma de certificación asegura que la producción económicamente viable de carne y lácteos sea compatible con la conservación de la biodiversidad y el bienestar de los trabajadores.

La norma sólo se aplica a ganado con acceso a pastizales y los criterios cubren temas como el manejo de la tierra y de los desechos, infraestructura y tratamiento y transporte de los animales. Las fincas deben disponer adecuadamente de los desechos, prevenir ataques al ganado de cualquier felino silvestre, proteger las vías acuáticas naturales y tratar bien a sus animales. La certificación Rainforest Alliance también busca reducir la huella de carbono de estos ranchos, lo cual se puede lograr ofreciendo a los animales una dieta que sea más fácil de digerir -- generando menos emisiones de metano -- tratando el estiércol y conservando los árboles en las parcelas de pastoreo, en reservas forestales o como cercas vivas.

La certificación ofrece a los finqueros responsables una forma de distinguir sus productos de los de sus colegas, al tiempo que dan un ejemplo para la producción ganadera responsable.

Conozca más

Search form