Frutas

Rainforest Alliance certifica frutas tropicales, incluyendo bananos, piña, mango, aguacate, guayaba y cítricos.

Transformando la industria del banano

¿Sabía que?

Más del 15 por ciento del banano comercializado internacionalmente se cultiva en fincas Rainforest Alliance Certified.

Los bananos son la fruta más popular del mundo -- y con un mercado de cerca de $5 billones al año, el alimento cultivado más importante luego del arroz, el trigo y el maíz. Estos son un pilar económico en muchos países tropicales, brindando millones de trabajos para residentes rurales. Pero a lo largo de su historia, el negocio del banano fue conocido por la extensa deforestación, la pobre disposición de aguas de desecho, la contaminación de arrecifes de coral y cuencas cercanas y el uso excesivo de agroquímicos tóxicos.

Bananas

Rainforest Alliance inició trabajando con fincas de banano en 1990, cuando la producción de la fruta fue incrementándose en los trópicos americanos y los bosques fueron talados para expandir la tierra cultivada. Las plantaciones de banano fueron tristemente famosas por sus abusos sociales y ambientales, que incluyeron el uso de pesticidas peligrosos, pobres condiciones de trabajo, contaminación de agua y deforestación. Bolsas plásticas impregnadas con pesticidas, las cuales protegen a los bananos en su crecimiento, eran frecuentemente tiradas en las orillas de ríos y playas cerca de las fincas de banano, mientras que los residuos de agroquímicos y la erosión mataron a peces, atascaron ríos y asfixiaron a arrecifes de coral. La proximidad de las viviendas a los campos de banano, aparejado a regulaciones descuidadas para la manipulación de pesticidas, originó frecuentes problemas de salud entre los trabajadores y personas que vivían cerca de las fincas.

Hoy, más del 15% de todos los bananos en el comercio internacional provienen de fincas certificadas por Rainforest Alliance. Todas las fincas de banano Favorita en Ecuador y todas las fincas de Chiquita en Guatemala, Honduras, Costa Rica y Panamá, están certificadas por Rainforest Alliance.

Mejores condiciones para los trabajadores y la vida silvestre

Man

Para alcanzar la certificación, Chiquita reinventó sus viejas técnicas centenarias de cultivo de banano. Chiquita, Favorita y muchos pequeños agricultores de banano en el programa plantaron millones de árboles y arbustos en las fincas para crear zonas de amortiguamiento naturales a lo largo de caminos públicos y cursos de agua, y alrededor de viviendas y oficinas. Los productores eliminaron el uso de los pesticidas más peligrosos e implementaron reglas rigurosas para la aplicación de los que continuaron empleando, como el uso de equipo protector, duchas al final del día de trabajo y áreas cerradas de 24 a 48 horas donde los pesticidas han sido aplicados. Los productores reciclan miles de toneladas de bolsas plásticas y cordeles por año y reutilizan las paletas de madera donde se colocan las cajas de bananos, lo cual les ahorra decenas de miles de árboles cada año.

Favorita creó una fundación que ahora apoya a más de 30 escuelas cercanas a sus fincas, beneficiando a más de 3,000 niños. Chiquita ha donado docenas de instalaciones deportivas, escuelas y clínicas a las comunidades, y ha entregado o vendido cientos de casas a los trabajadores por precios muy bajos. Ambas compañías protegen parches significativos de bosque tropical lluvioso: Favorita en su Centro de Ciencia Río Palenque y Chiquita con la reserva de 100 hectáreas Nogal Nature, en Costa Rica, la cual administra junto con la cadena suiza de supermercados Migros. Ambos proyectos de conservación incluyen educación ambiental para los trabajadores de finca y sus familias, lo cual es ya otro logro de la certificación.