Café de carbono

Implementando y probando una metodología confiable de monitoreo de carbono en fincas cafetaleras

El cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad, ya que contribuye a la pérdida de biodiversidad, la desertificación, las migraciones humanas forzadas, la escasez de agua, los desastres relacionados con el clima y la pobreza. Al igual que muchas otras personas, los caficultores sienten los efectos de los cambios en el clima, pero también pueden jugar un rol importante en mitigar estos cambios.

Café

Para ayudar a los agricultores a participar en los esfuerzos para aliviar el cambio climático, Rainforest Alliance trabajó en colaboración con la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), miembro del Grupo del Banco Mundial, ECOM Agroindustrial Corp., el tercer comercializador de café más grande del mundo y caficultores de México y Nicaragua, para desarrollar una metodología confiable para medir y certificar el carbono fijado en las fincas cafetaleras.

Financiado por el Fondo de Innovación de la IFC (una iniciativa para promover conceptos innovadores que podrían llevar a futuros productos o servicios de la CFI), este proyecto de dos años, que concluyó en 2009, se abocó a...

  • ayudar a combatir el cambio climático promoviendo la reforestación,
  • permitir a los caficultores obtener ingresos adicionales por medio de la siembra y cultivo de árboles y la venta de certificados del carbono que absorben esos árboles,
  • seleccionar una metodología que pueda ser usada en otras regiones y sectores, y
  • evitar los altos costos de transacción normalmente asociados con los proyectos de compensación de carbono.

Beneficios de reforestar las fincas cafetaleras

Los científicos que estudian el clima consideran la reforestación, especialmente en los trópicos, como una de las formas más prácticas y menos onerosas de aminorar el cambio climático. Sembrando árboles para dar sombra a la plantas de café, los caficultores pueden extraer dióxido de carbono (C02) -- el principal gas responsable del cambio climático -- de la atmósfera y fijarlo en los árboles.

Bosque

Además de ayudar a tornar más lentos los efectos del cambio climático, la reforestación contribuye a conservar la biodiversidad al proporcionar hábitats para la vida silvestre, ayuda a los caficultores a mejorar la calidad de su grano, aporta leña, materiales de construcción, frutas y otros productos forestales y protege las cuencas que abastecen el agua potable.

El mercado de los créditos de carbono, actualmente valorado en US$120.000 millones, continúa creciendo. Conforme las compañías buscan contrarrestar sus emisiones voluntariamente y compensar las emisiones que no pueden eliminar, la conservación de carbono -- por medio de actividades como la reforestación -- tienen el potencial de ofrecer beneficios económicos significativos para los agricultores que puedan generar créditos para vender en el mercado de carbono.

Algunos productores ya reciben pagos modestos por compensación de carbono, protección de cuencas y otros "servicios ambientales". El obstáculo para brindar acceso a más agricultores al lucrativo mercado del carbono es el costo de los estudios y el monitoreo que son requisitos vitales para los compradores de créditos de carbono. Sin estas garantías, ¿cómo podrían los inversionistas saber que los árboles en realidad fueron sembrados y continúan creciendo?

Hombre examinando un arbol

La fincas con el sello Rainforest Alliance Certified™ ya se someten a rigurosas auditorías anuales, que verifican su cumplimiento con los estrictos criterios de sostenibilidad social, ambiental y económica establecidos por la Red de Agricultura Sostenible (RAS), un consorcio de ONG. Si los auditores midieran el carbono fijado por los árboles sembrados para obtener créditos de carbono en estas fincas, al mismo tiempo que realizan las auditorías acerca del cumplimiento con las normas RAS, los costos de monitoreo de carbono serían bajos y la credibilidad de los resultados sería alta. Las normas RAS ya requieren y monitorean la reforestación, pero los árboles sembrados para proyectos de carbono con reforestación deben ser adicionales a los existentes que ayudan a los agricultores a cumplir con las normas de la RAS. Como resultado de este proyecto, los grupos de fincas elegibles, los comercializadores y asociaciones de café y otros desarrolladores de proyectos cuentan ahora con una guía sobre cómo implementar una metodología muy respetada -- y altamente técnica -- para actividades agroforestales de pequeña escala que les permitirán participar en el mercado mundial de carbono.

Métodos para monitorear el carbono

"Los sistemas confiables para aumentar la fijación de carbono en las fincas cafetaleras, que puedan ser replicados fácilmente, deben estar basados en la ciencia", explica Jeff Hayward, gerente de la iniciativa sobre clima de Rainforest Alliance. "Deben ser transparentes, escalables, alineados con las reglas emergentes del mercado de carbono y lo suficientemente baratos para que el costo del monitoreo no sea mayor que el valor del carbono".

Chris Wille, jefe de agricultura sostenible de Rainforest Alliance agrega: "El protocolo de administración del proyecto debe ser claramente entendido por todos los involucrados en la cadena de valor del café, adaptable a las cadenas comerciales de valor, equitativo y tiene que ser una propuesta de negocios atractiva tanto para los caficultores como para los compradores".

Rainforest Alliance contempla que los créditos de carbono que resultan de la implementación de proyectos de reforestación -- orientados por el proceso aquí descrito -- se venderán de dos maneras: por medio de un "modelo de agregación", en el cual varios agricultores pueden consolidar sus créditos de carbono para venderlos a un comprador y a través de un "modelo de café más carbono", en el cual los individuos o pequeños grupos de caficultores pueden obtener ingresos adicionales vendiendo créditos de carbono a través de la cadena de valor tradicional del café.

En el año 2009, Rainforest Alliance probó la metodología en México y en Nicaragua para asegurar que era apropiada para proyectos de carbono con reforestación en fincas de América Central. Sin embargo, con información adicional, la metodología se puede aplicar usando las herramientas desarrolladas por Rainforest Alliance en todas las regiones productoras de café y cacao del mundo. La industria cafetalera y los consumidores apoyan el concepto y la combinación de iniciativas de compensación de carbono con los esfuerzos existentes de conservación ofrece beneficios claros para la industria, los agricultores y el planeta.