Café con el sello Rainforest Alliance Certified

Países Productores De Café Donde Trabaja Rainforest AllianceLeticia Monzón es una de los más de 25 millones de personas en el mundo que dependen de la producción de café para su sustento. Su finca con el sello Rainforest Alliance Certifie™ en el altiplano de Guatemala es tan sólo una pequeña parte de la industria cafetalera estimada en US $100.000 millones. El café, uno de los productos de mayor comercio en el mundo, es la columna vertebral de la economía de países en América Latina, Asia y África. Sin embargo, los pequeños productores en estas regiones donde se cultiva el café enfrentan muchos desafíos, incluyendo la pobreza, fluctuaciones en los precios del producto y patrones de lluvia cada vez más erráticos causados por el cambio climático. Desde 1995, Rainforest Alliance está fortaleciendo la posición de los productores de café, capacitándolos en métodos que aumentan su producción y protegen la salud del suelo para las futuras generaciones. Todo esto es parte de nuestra estrategia mundial para asegurar el bienestar a largo plazo de las comunidades agrícolas, así como de los bosques y la vida silvestre de los cuales dependemos todos.

Más de 180.000 productores de café protegen la salud de más de 835.000 hectáreas de tierra por medio de la capacitación y la certificación de Rainforest Alliance.

Apoye este trabajo vital »

Apoyando a los productores y sus comunidades

Apoyando a los productores y sus comunidades

Rainforest Alliance trabaja con los caficultores para mejorar sus medios de vida, así como la salud y el bienestar de sus comunidades. Las fincas de café o los grupos de pequeños productores que obtienen el sello Rainforest Alliance Certified™ son auditados anualmente contra una rigorosa norma que contienen criterios ambientales, sociales y económicos detallados. Estos criterios están diseñados para proteger la biodiversidad, aportar beneficios económicos a los productores y promover una cultura de respeto hacia los trabajadores y las comunidades locales. La certificación Rainforest Alliance también promueve medios de vida y condiciones laborales dignas para los trabajadores, equidad de género y acceso a la educación para los niños en las comunidades agrícolas.

Protegiendo el suelo y las vías acuáticas

Mono nocturno - Foto de Cody Conway

Hace décadas, las fincas cafetaleras prácticamente no se podían distinguir del bosque que las rodeaba. Los métodos tradicionales de cultivo de café dependían de la sombra del dosel del bosque, que albergaba la vida silvestre local, ofrecía sitios idóneos para las aves migratorias y resultaba en una mejor calidad del grano. En la década de 1970, la introducción de nuevas plantas híbridas de café que requerían agroquímicos y exposición total al sol llevaron a muchos caficultores a talar sus bosques y a abandonar las costumbres tradicionales. Esta aproximación de alta tecnología a la agricultura ha devastado los suelos a lo largo de los trópicos.

En las fincas que ostentan el sello Rainforest Alliance Certified™, el café crece en armonía con la naturaleza: los suelos están saludables, las quebradas y ríos están protegidos, los desechos se han reducido o están siendo reciclados, la vida silvestre prospera y el hábitat de las aves migratorias crece sano. Además, los cientos de fincas con las que trabajamos han adoptado técnicas amigables para el clima que fijan carbono. Más importante aún, las comunidades agrícolas han aprendido la importancia de proteger sus recursos naturales y han adquirido las herramientas y los recursos para lograrlo.

Mejorando los ingresos

Efectos de la certificación

Mientras que la industria mundial del café está valorada en US $100.000 millones anuales, la gran mayoría de los cafetaleros obtienen escasos ingresos porque a menudo reciben muy mala paga por sus granos. Con pocas opciones disponibles, muchos caficultores terminan abandonando sus fincas o destruyendo boques y hábitats de vida silvestre al limpiar tierra para monocultivos. La certificación Rainforest Alliance cambia este ciclo destructivo: Estudios independientes demuestran que los productores que utilizan nuestros métodos sostenibles aumentan sus rendimientos y obtienen economías de costos a través de una gestión más eficiente de sus fincas. Obtener la certificación ayuda a los productores a alcanzar nuevos mercados, negociar mejores precios, mejorar su acceso al crédito y a recibir una prima sobre su producto que pueden utilizarla para construir un futuro económicamente más seguro.

Conozca más

Search form