Café

Visite una finca de café Visite una finca de café con Tensie Whelan, presidenta de Rainforest Alliance. (En Inglés)

¿Sabía que?

1.3 por ciento del café del mundo es Rainforest Alliance Certified.

Las ventas anuales del café Rainforest Alliance Certified son estimadas en $1 billion aproximadamente.

El café Rainforest Alliance Certified se encuentra alrededor del mundo.

Más de 25 millones de personas en los trópicos dependen del café, un cultivo que representa la columna vertebral de muchos países y el producto más comercializado del mundo luego del petróleo. El café es cultivado en cerca de 12 millones de hectáreas (30 millones de acres) alrededor del mundo, un área más grande que Portugal y cerca del tamaño de Inglaterra. Muchas de las fincas están en áreas vistas como de alta prioridad para la conservación. En 1993 Rainforest Alliance y sus grupos socios en la Red de Agricultura Sostenible (SAN, por sus siglas en inglés) demostraron que las fincas tradicionales de café con árboles de sombra son refugios para la vida silvestre. Actualmente, los amantes del café en todas partes pueden apoyar a los agricultores que han mantenido esos refugios de vida silvestre, simplemente al comprar granos etiquetados con el sello de aprobación Rainforest Alliance Certified.

Apoyando a agricultores y trabajadores de finca

La agricultura de café es una gran y noble tradición arraigada profundamente en las culturas, economías y políticas de muchos países productores. Millones de familias han dependido del grano por generaciones. Como cualquier cultivo, el café es un negocio riesgoso. Los caficultores enfrentan retos difíciles: sobreproducción y bajos precios, clima inclemente, pesticidas y enfermedades, costos crecientes y algunas veces, políticas de gobierno poco favorables.

La tendencia hacia la agricultura de café "modernizada", la cual inició en 1970, incrementó el abastecimiento y también marcó un punto de partida para las tradiciones históricas ecoamigables de agricultura en armonía con la naturaleza. Las nuevas metodologías pusieron más granos en un mercado ya saturado y transformaron a las fincas de café de santuarios autosostenibles en monocultivos desnudos y sin vida. La vida silvestre desapareció, los suelos se lavaron colina abajo y los riachuelos se colmaron de sedimentos y agroquímicos. Muchos agricultores buscaron un balance entre las tradiciones que ellos aprendieron de sus abuelos y las nuevas técnicas de alta producción, alto costo e impacto salidas de las escuelas de agronomía. Rainforest Alliance y sus aliados trabajaron por años con esos agricultores visionarios, científicos, agrónomos, ambientalistas y otros para desarrollar directrices de manejo de finca que mantienen las tradiciones ecoamigables, agregan una conciencia creciente de responsabilidad social y aseguran la sostenibilidad económica. La certificación Rainforest Alliance ayuda a los finqueros a soportar los imprevisibles vaivenes del mercado global al brindarles la clave para mejorar el manejo de la finca, levantar su capacidad de negociación y el acceso a mercados premium. Al implementar el sistema de manejo sostenible de finca, los agricultores pueden controlar los costos, ganar eficiencia y mejorar la calidad de los cultivos.

Las aves y los granos

Por más de 150 años, el café fue ampliamente cultivado bajo el frondoso dosel de árboles nativos. Agrónomos en los años 70 promovieron un nuevo sistema de finca, donde el acogedor bosque es talado y los arbustos de café son plantados en densos setos y rociados con agroquímicos. Esas fincas de monocultivo producen más granos, pero a un gran costo ambiental. El sistema agroforestal tradicional es un buen hábitat de vida silvestre. Los nuevos monocultivos tienen poco hábitat, aceleran la erosión de suelos y contaminan las quebradas.

Coffee Beans

Biólogos de la Red de Agricultura Sostenible han mostrado que las fincas de café certificadas con sombra pueden ser zonas de amortiguamiento ricas en biodiversidad, proteger las cuencas y servir como corredores de vida silvestre. Estos "bosques de café" son también importantes fuentes de leña, materiales de construcción, plantas medicinales, frutas, flores, miel y otros bienes. Muchos agricultores en el programa de certificación protegen las reservas de bosques nativos y el suministro de agua. A las fincas certificadas en ecosistemas que no tienen bosque natural, como el "cerrado" en Brasil, se les solicita conservar el hábitat nativo.

La biodiversidad en fincas de café puede ser sorprendente. Una finca certificada en El Salvador alberga más de 100 especies de árboles. Los biólogos de la SAN han identificado docenas de especies de raras aves, felinos como ocelotes y mariposas del tamaño de una tarjeta postal, ranas multicolor, orquídeas ocasionales, monos y una vez un oso hormiguero gigante. La certificación es una forma de garantizar que las fincas de café mantienen el hábitat de la vida silvestre y otros beneficios ambientales.

El sello de certificación Rainforest Alliance es una garantía de que el café es cultivado en fincas donde los bosques, los ríos, los suelos y la vida silvestre son protegidos; los trabajadores son tratados con respeto, reciben salarios dignos, están equipados apropiadamente y reciben acceso a la educación y a sistemas de salud. Estas fincas están en camino a la verdadera sostenibilidad. Las fincas de café con árboles de sombra tienen una importancia crítica como sitios de escala para aves migratorias que viajan desde lugares tan lejanos como Canadá y Alaska. En áreas donde la deforestación es rampante, estas fincas de café pueden representar el único hábitat disponible para brindar refugio y alimento a las aves.