Expandiendo el acceso al financiamiento de las empresas forestales comunitarias

Un estudio de caso del trabajo con las concesiones forestales en la Reserva de la Biósfera Maya (Petén, Guatemala)

La falta de acceso al financiamiento es citada ampliamente como un cuello de botella para la mejora de la competitividad de las empresas forestales comunitarias (EFC). Tener a mano un capital que vaya más allá de las pequeñas cuentas de ahorros que tiene la mayoría de las EFC es esencial para cubrir la planeación anual y los gastos de extracción, además de ser necesario para invertir en nueva infraestructura y poder crecer. Típicamente, el financiamiento para las operaciones de las EFC viene de dos o tres lugares: adelantos de los compradores, ayuda al desarrollo y subsidios gubernamentales. Los adelantos de los compradores destacan por atorar a las EFC en relaciones comerciales desventajosas, limitando su habilidad para conseguir una utilidad e invertir en el desarrollo empresarial. Si bien el apoyo del gobierno o la ayuda al desarrollo son reconocidas como algo fundamental para el establecimiento y el crecimiento temprano de las EFC, apoyarse demasiado en ellos limita la visión empresarial y las perspectivas de una empresa que se sostenga por sí misma.

El acceso de las EFC al crédito de las instituciones financieras ha sido históricamente limitado. Hay varias razones que suelen citarse para explicarlo. Los bancos privados en particular son reticentes a hacer préstamos al sector forestal en general, especialmente en los trópicos, donde los riesgos son percibidos como inaceptablemente altos. Las empresas manejadas por comunidades son percibidas como aún más riesgosas, dado su complicado sistema de gobernanza, su falta de garantías, su pobre capacidad administrativa y su limitada experiencia con el crédito. Del lado de la comunidad, además, hay una considerable aversión a asumir los riesgos inherentes al acceso al crédito, una escasez de oportunidades para acceder a préstamos ajustados a las necesidades de las EFC, e intereses que compiten por el uso del financiamiento. Tomados en conjunto, estos factores obstaculizan la creación y la adopción de mecanismos de crédito para el desarrollo de la EFC.

En respuesta a estas barreras, Rainforest Alliance ha estado trabajando en múltiples países con una amplia gama de socios para estructurar mecanismos financieros específicos para EFC, y también para apoyar a comunidad que están solicitando y efectivamente ejecutando créditos. Este estudio de caso documenta la experiencia que se tuvo en Guatemala trabajando con EFC de la Reserva de la Biósfera Maya (RBM). Con apoyo de un proyecto previo con el FOMIN, se creó una nueva línea de crédito con un banco guatemalteco llamado FIDOSA, dirigida específicamente a los productores forestales. El apoyo del presente proyecto del FOMIN permitió a Rainforest Alliance trabajar con las EFC asociadas para acceder a esos créditos y gestionarlos. Este trabajo fue realizado en sociedad con la Asociación de Comunidades Forestales del Petén (ACOFOP), y tuvo apoyo adicional de USAID.

El hallazgo central de este estudio de caso es que las EFC pueden solicitar, ejecutar y pagar exitosamente un crédito, siempre que reciban apoyo para hacer mejoras fundamentales en las áreas de cumplimiento de la ley, transparencia, contabilidad y gestión financiera en general. Puesto que demostrar que se cumple en esas áreas es un requisito de las instituciones financieras, solicitar préstamos puede catalizar un cambio fundamental en la administración de las EFC, motivando al liderazgo a invertir en áreas clave como la planeación financiera, la contabilidad y el control administrativo. Más aún, la ejecución y pago exitosos de un préstamo abre la puerta para oportunidades aún mayores de crédito y para una mayor inversión en el crecimiento de las EFC.

por Rainforest Alliance (2015)
download report

Search form