Midiendo nuestro impacto: Nuestra aproximación

El equipo de evaluación e investigación de Rainforest Alliance evalúa cómo nuestro trabajo contribuye a nuestra misión general de conservar la biodiversidad y asegurar medios de vida sostenibles. Para valorar nuestra efectividad, recolectamos datos y realizamos análisis a tres niveles.

Midiendo nuestro impacto

Al nivel más amplio, recolectamos datos de monitoreo del programa completo de las fincas, operaciones forestales, empresas turísticas y proyectos de carbono que visitamos durante actividades de asistencia técnica o auditorías de certificación, validación y verificación. Estos datos -- incluido el número de personas empleadas, los volúmenes de cosecha, la ubicación geográfica y el número de hectáreas designadas para conservación -- son agregados para crear un panorama de nuestro alcance organizacional. A este nivel, también podemos recolectar datos para determinar patrones que reflejen cómo se aplican las buenas prácticas de manejo, con la intención de fortalecer un proyecto en desarrollo o el manejo de la cadena de abastecimiento. Aunque estos datos carecen de una comparación con un grupo testigo que establezca cómo habría sido la situación sin nuestra intervención, sí proveen un punto de partida para la investigación más detallada.

El segundo nivel de recolección de datos involucra un muestreo más intensivo de un subconjunto de las fincas, operaciones forestales y empresas turísticas con las que trabajamos. Podríamos recolectar, por ejemplo, lecturas de calidad del agua o datos sobre ingresos a nivel de hogar que miden directamente el avance en alcanzar nuestros objetivos de sostenibilidad. Este tipo de monitoreo por muestreo -- como se aplicó en un un estudio que comisionamos sobre fincas de cacao en Costa de Marfil (en inglés) -- típicamente involucra la recolección de datos de línea base antes de la certificación, verificación o asistencia técnica y luego un seguimiento en años posteriores. Donde las condiciones lo permiten, también se recolectan datos de un grupo testigo cuidadosamente seleccionado para determinar cuáles prácticas han funcionado y cuáles no. Si no podemos recolectar la información que necesitamos usando las aproximaciones actuales, ocasionalmente desarrollaremos pilotos de métodos nuevos e innovadores para adquirir y analizar datos de campo a nivel de resultados.

En la parte superior de la pirámide está la investigación enfocada, compuesta de iniciativas de estudio que están específicamente diseñadas para probar hipótesis específicas y verificar que nuestros productos lleven a resultados a largo plazo. Un ejemplo de esta investigación es un estudio, actualmente en desarrollo, que busca evaluar el impacto de buenas prácticas de manejo de cacao sobre los medios de vida de los hogares en Indonesia. Este tipo de investigación usualmente es realizada por terceros para asegurar la objetividad y el insumo de Rainforest Alliance a menudo está limitado al desarrollo de hipótesis y asistencia en entender las implicaciones de los hallazgos sobre el manejo y las políticas.

Cada vez más, los tres niveles de investigación son guiados por la “teoría del cambio” de Rainforest Alliance, que detalla la secuencia lógica de actividades y resultados a través de los cuales esperamos efectuar la transformación y lograr nuestras metas a largo plazo. La investigación no sólo examina nuestros impactos directos e indirectos sobre la conservación de la biodiversidad y los medios de vida, sino que también prueba los supuestos subyacentes a nuestra teoría del cambio -- proporcionándonos la información que necesitamos para ajustar nuestras aproximaciones y afinar nuestras normas en un proceso continuo de autoreflexión y mejora organizacional.