Nuevo programa contribuirá a mitigar los efectos del cambio climático en Guatemala

23 de julio, 2013

Con el objetivo de conservar la riqueza natural de Guatemala y apoyar sus esfuerzos para mitigar los impactos del cambio climático, hoy fue lanzado el proyecto Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG), con una inversión de US$25 millones entre 2013 y 2018.

Ésta es una iniciativa de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para apoyar a Guatemala. El Programa será ejecutado por un consorcio de instituciones ambientales, académicas y empresariales, liderado por la organización conservacionista internacional Rainforest Alliance, en compañía de la Fundación Defensores de la Naturaleza, la Universidad del Valle de Guatemala, la Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT), The Nature Conservancy y el World Wildlife Fund (WWF).

Las instituciones unirán esfuerzos para impulsar un proceso de mitigación de los efectos negativos del cambio climático y la conservación de los recursos naturales, por medio de cinco renglones de trabajo: apoyar a pequeñas y medianas empresas comunitarias y rurales para comercializar productos y servicios del bosque; apoyar las estrategias nacionales para reducir la deforestación; fortalecer las capacidades de adaptación a los efectos del cambio climático; fortalecer las capacidades de 10 ONG ambientales del país; y apoyar los primeros pasos de una estrategia nacional de desarrollo con bajas emisiones de carbono.

El proyecto cubrirá cuatro zonas del país: la Reserva de la Biósfera Maya, la Reserva de Biosfera Sierra de las Minas, las Verapaces y el Altiplano Occidental (Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán y Quiché); esta última es una de las regiones más vulnerables al cambio climático y con mayores índices de desnutrición crónica infantil. "Las acciones en el Altiplano van en forma conjunta con las iniciativas de salud y agricultura, para promover la implementación más integral de los programas enfocadas en disminuir la vulnerabilidad de las poblaciones", dijo Kevin Kelly, director de USAID en Guatemala.

"Guatemala es uno de los países más ricos en biodiversidad pero a la vez, uno de los más vulnerables al cambio climático a nivel global", dijo Patricia Orantes, directora del CNCG. "Este proyecto ayudará no solo a proteger los bosques y la biodiversidad, sino también a generar empleo y a mitigar los efectos del cambio climático".

Las comunidades rurales también tienen expectativas ante la implementación del CNCG. "Este proyecto viene a mejorar la conservación y el manejo sostenible de los bosques. Esa es la parte fundamental, porque nos ayudará a cuidar y mantener el bosque del cual vivimos, lo que nos beneficiará a nosotros pero también a las futuras generaciones", dijo Luis Góngora, de la asociación Impulsores Suchitecos en Melchor de Mencos, miembro de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP).

Search form