Involucre a su empresa agrícola

La agricultura --la siembra y el pastoreo-- ya usan el 38 por ciento de los suelos de la Tierra. La agricultura industrializada es un contaminador líder y un voraz usuario de agua. A medida que las presiones demográficas aumentan en todas partes y se acelera el ritmo de conversión de bosques a tierras de cultivo, las prácticas actuales solo continuarán intensificando el ciclo de pobreza experimentado por la mayoría de los agricultores, especialmente en los ecosistemas más sensibles y únicos de nuestro planeta.

Pero las fincas Rainforest Alliance CertifiedTM reducen su huella ambiental, son buenos vecinos de las comunidades, protectores de la vida silvestre y, a menudo, son parte integral de las iniciativas regionales de conservación.

El sello Rainforest Alliance significa:

  • Menos contaminación de agua y todas las fuentes posibles (pesticidas y fertilizantes, sedimentos, aguas de desecho, basura, combustibles y otros) son controladas.
  • Menos erosión de suelos debido a que las fincas llevan a cabo prácticas de conservación de suelos, como cultivos en curvas de nivel y mantenimiento de la cobertura del terreno.
  • Reducción de amenazas al ambiente y a la salud humana debido a que existe prohibición de los pesticidas más peligrosos; además todo el uso de agroquímicos es estrictamente regulado, los agricultores deben usar controles mecánicos y biológicos de pesticidas donde sea posible y luchar para reducir tanto la toxicidad como la cantidad de químicos empleados.
  • El hábitat de vida silvestre es protegido y la deforestación es detenida, se protegen las orillas de los ríos mediante zonas de amortiguamiento, se conservan los ecosistemas críticos como los humedales y se preservan los parches de bosques existentes en las fincas.
  • Menos desechos debido a que los subproductos de la finca, como los tallos de banano, la pulpa de café y el follaje sin mercado, son tratados y regresados al campo como fertilizantes naturales. Otros desechos como plásticos, vidrios y metales se reciclan cuando es posible.
  • Menos agua utilizada así como medidas de conservación de este líquido aplicadas en las estaciones de lavado y empaque, áreas de vivienda e irrigación.
  • Manejo más eficiente de la finca en la medida en que el programa de certificación ayuda a los agricultores a organizar, planear, programar mejoras, implementar buenas prácticas, identificar problemas y monitorear el progreso.
  • Mejorar las condiciones para los trabajadores de la finca -- quienes obtienen salarios justos, vivienda digna, agua potable para beber, facilidades sanitarias y un área de trabajo segura y saludable. Los trabajadores y sus familias tienen acceso a escuelas, sistemas de salud, transporte y capacitación.
  • Mejoramiento de la rentabilidad y competitividad para los agricultores quienes han incrementado la producción, mejorado la calidad, reducido las quejas de los trabajadores e incrementado la eficiencia. El sello de aprobación Rainforest Alliance Certified les brinda a los agricultores mejor exposición en el momento de la venta, diferenciación de producto, precios premium y acceso mejorado al crédito.
  • Más colaboración entre agricultores y conservacionistas. En sí mismas, las áreas protegidas no pueden salvar la biodiversidad del planeta; tenemos que asegurarnos de que la flora y fauna silvestres encuentren refugio fuera de ellas. Debido a que los agricultores controlan el destino de mucha de la tierra y hábitats críticos, sus ideas y participación son esenciales en cualquier estrategia de conservación local o regional.

Search form